La voz de una misión - Nutricionista

P: ¿Qué te hace feliz de ser Nutricionista?

R: Mi profesión me hace feliz en diversos aspectos, pero mi mayor orgullo y felicidad es el poder ser un agente de cambio. Para mí, ser Nutricionista me ha llevado a conocer e impactar a diferentes personas, entregándoles herramientas que permitan mejorar su salud, su calidad y expectativa de vida. Actualmente desempeñándome como Especialista de Nutrición, mi rol se ha expandido y me entrega la posibilidad de destacar la importancia de la nutrición clínica mediante el análisis, capacitación y asesoramiento en el área sanitaria, proporcionándome la satisfacción de que sigo trabajando para potenciar la terapia de los pacientes.

 

P: ¿Cómo conectas tu profesión con nuestra misión de Salvar y Sostener Vidas?

R: La nutrición tiene muchísimas áreas, pero en todas coincide en una mirada integral donde relaciona la intervención inmediata y el efecto colateral a largo plazo que provoca, en este sentido, la misión del nutricionista muchas veces tiene relevancia en la prevención, pero juega un rol crucial en sanar, salvar y sostener (o mantener) la vida y calidad de esta en las personas. Lo anterior, exige que en nuestra labor seamos lideres consecuentes y en esto se relaciona directamente con la misión de Baxter, quien lleva esta frase no solo al servicio y a la calidad de los productos que entrega, sino que también es precursor del bienestar y la vida en equilibrio de su capital humano.

 

P: En una palabra, descríbe tu profesión. 

R: Para mí la Nutrición es oportunidad.  Es la oportunidad voluntaria de mejorar nuestra salud y de mantener sano nuestro cuerpo y mente, ya que nos permite valorar algo tan esencial como la alimentación y convertirlo en un eje de bienestar para nosotros y los que nos rodean. En la clínica, la nutrición juega un papel determinante en el tratamiento y la recuperación de nuestros pacientes, repercutiendo tanto en su estancia hospitalaria como en su vida posterior al alta. Mi profesión me ha entregado el beneficio de crecer, aprender y valorar lo que hago a diario, me ha permitido hacer lo que hago con amor e irradiarlo en mi entorno.